• Wendy Iturrizaga

Pastora Por un Día

Si estás buscando una actividad fuera de lo comun para disfrutar del paisaje francés te recomiendo apuntarte a participar en la trashumancia.


Montes de Saint-Goussaud en la parte central de Francia, en el departamento Creuse

Pastores por un Día


Este año para despedir el verano, decidimos participar a la trashumancia de ovejas en un pueblito de La Creuse, un departamento Francés situado en la parte central del país.


La trashumancia, por si no lo sabes, es el movimiento que realizan los rebaños cuando buscan pastos para alimentarse. Estos desplazamientos se producen en primavera y en otoño para buscar respectivamente pastos de invierno y de verano. En verano los rebaños suben a los pastos altos de montaña y en invierno bajan a los pastos bajos del valle. En esta ocasión con la llegada inminente del otoño nos tocó traer a las ovejas de Nicolas en la granja de Beiges en la localidad de Arrènes, de regreso a la granja.


La Ferme des Beiges d'Arrènes

La ferme des Beiges, en la pequeña localidad de Arrènes, es una explotación agrícola familiar que organizó este año su primera trashumancia "pública" en Junio para llevar a su rebaño de ovejas a la montaña. Nos contaron que fué EL evento de la primavera. Asistieron cerca de 200 personas para convertirse en "pastores por un día" acompañando a las ovejas hasta los montes de Saint-Goussaud. Incluso hubo una arpista que deleitó a los pastores del día con un merecido concierto de arpa en lo alto de las montañas!


Es por eso que cuando me enteré que La Granja de Beiges organizaba su segunda trashumancia para traer a sus rebaños desde las montañas de Saint-Goussaud hasta los establos, me apunté enseguida.


Pastora por un día

A decir la verdad, siempre tuve el deseo de ser pastora de ovejas por un día. Creo que todos en algún lugar tenemos ese deseo oculto de entrar en contacto con la naturaleza y ser parte de ella.

Nuestro periplo comenzó en la granja des Beiges, donde nos encontramos alrededor de 200 aspirantes a pastores. Desde allí nos llevaron al monte de Roches en un autobus. Un trayecto corto pero bastante accidentado debido a la estrechez de los caminos.



Cuando por fín llegamos a nuestro destino, comenzamos con una caminata de aproximadamente 1 km, por un camino bastante angosto, para llegar hasta donde estaban las ovejas. A nuestra llegada al punto culminante de los montes, quedamos extasiados con la vista del paisaje. A pesar de haber tenido un verano extremadamente seco, el paisaje era de quitar el habla. Desde aquí se podía ver las montañas de Ambazac, la ciudad de Limoges en un extremo y Clermont Ferrand en el otro.




Aquí encontramos a nuestras 100 ovejas y dos perros pastores de raza border collie que nos esperaban listos para bajar la montaña y regresar a sus establos a pasar el invierno. Las ovejas habían pasado un tiempo en esta parte de la montaña que está al cuidado de la agencia de Conservación de espacios Naturales de Limousin. Aquí las ovejas no solamente vienen en busca de pastos de verano, sino que también tiene un rol muy importante en la conservación de la montaña de una manera natural.



La caminata se extendió por 8 km que pasaron muy rápido porque ibamos entretenidos observando el paisaje, adivinando olores de arbustos y plantas, atentos a cada movimiento de las ovejas.



A la llegada a la Ferme de Beiges en Arrènes, Nicolas, el pastor nos sorprendió con una fiesta a ritmos sudamericanos. En la granja nos esperaban deliciosos kebabs de cordero y sandwiches vegetarianos, quesos y vinos. Todo esto en una ambiente familiar acompañados de la música del peruano Ricardo Flores y su cuarteto musical de salsa. Un regalo para mis oidos sudamericanos!


La noche nos recibió en un rincón discreto de la granja, aún con un poco de vino en nuestra botella y algunos trozos de queso sobre la manta que habiamos instalado a los pies de un árbol desde donde mi marido y yo podiamos ver a los pastores del día bailando y comiendo alumbrados por la luz de las estrellas y una guirlanda de luces multicolores. Un ambiente delicioso para una de las últimas noches de verano del año.


Ricardo Flores y su Carteto musical cerrando la trashumancia

en la Ferme des Beiges


A decir verdad, observando esta fiesta familiar de la trashumancia nos dimos cuenta que esta fué una de las veladas más simples pero sin duda una de las más románticas que tuvimos este verano.





Nos Gustó Porque...

  • Es la oportunidad perfecta para iniciarte al senderismo.

  • Aprenderás una costumbre ancestral que se viene practicando (cada vez menos) desde hace más de 10.000 años.

  • Es un ejemplo de agricultura y ganadería durable y ecológica que promueve la sostenibilidad de la economía rural.

  • Es una actividad que puedes realizar solo, en pareja o con toda la familia.



Dónde: Les beiges, 23210 Arrènes, France.


54 vistas

    © 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com