• Wendy Iturrizaga

La Ferte Saint Aubin Un Castillo para Toda la Familia

Actualizado: may 26

Quieres visitar los castillos Franceses pero a tus hijos les aburre las visitas históricas? Prefieren pasar las vacaciones familiares cada uno por su lado en su telefóno o te siguen en las visitas culturales refunfuñando? Pues aquí te traigo la solución para pasar un dia en familia visitando un castillo del valle del Loira donde todos se divertirán.


Poudou99 — Travail personnel Château de la Ferté - La Ferté-Saint-Aubin, Loiret, France. CC BY 3.0

Dónde? Route d'Orléans, 45240 LA FERTE-SAINT-AUBIN

Para quiénes? Para toda la familia.

El Castillo de la Ferté Saint Aubin


El Castillo de la Ferté Saint Aubin está situado en el pueblo del mismo nombre a solamente 150 km, 2 horas aproximadamente en coche de Paris, en la región Centre-Val de Loire.

Este castillo es ideal para visitar con niños de todas las edades, hay actividades para todos: padres, hijos y abuelos.

Castillo de La Ferté Saint Aubin

Escogiendo un Castillo Para Pasar un Día en Familia

Ya hace mucho tiempo ya que pasaba frente al Castillo de la Ferté Saint Aubin, ya que está en la ruta de mi casa a Paris. Siempre tuve mucha curiosidad de verlo por dentro. Por fuera es majestuoso, rodeado de una fosa de agua que despierta tu imaginación.

A menudo hay actividades para toda la familia, dependiendo de la época del año. Durante la navidad aquí te prometen un ambiente de cuentos de hadas, en el verano hay conciertos para los jovenes en los jardines, durante la semana santa hay la famosa caza de huevos de pascua y durante todo el año hay caza de tesoros y juegos de roles y misterio.


El Castillo, un poco de historia

El castillo data del siglo XVI cuando comenzó la construcción. El conjunto arquitectural es realmente impresionante, sobretodo visto desde el aire donde se puede apreciar el castillo flanquado de dos impresionantes construcciones y rodeado de una fosa de protección. Como en los cuentos de hadas que nos leian nuestras abuelas cuando eramos pequeñas.


Para suerte nuestra en 1987 un nuevo propietario empezó la restauración del castillo y hoy en día puedes visitar 15 piezas amuebladas más las caballerizas, parques y otras zonas de interés. A la entrada puedes pedir un folleto en español para guiar tu visita y no perderte nada.


Lo más interesante de este castillo y que lo diferencia de los otros es que aquí el visitante puede tocar los muebles, sentarse y jugar con los juegos.


Abuelo y nieto jugando a un juego de destreza y rapidez en las caballerizas del castillo.

Nuestra visita

El castillo se puede visitar en 1h30 minutos, pero nosotros lo encontramos tan interesante y divertido que pasamos el día entero. Y es que, aparte de visitar las 15 piezas amuebladas, uno queda fasciando con la colleción de juguetes y muñecas antiguas. Incluso recordamos con mi padre como jugabamos al doctor cuando yo era pequeñita con mis muñecas (yo era la enfermera y él el doctor) o cuando jugabamos con mis servicios de té y él tenía que comerse mis pasteles imaginarios. Estas y otras historias dejaron fascinado a mi adolescente!


Imposible no sentirte como una niña una vez más cuando visitas este castillo!

Las Caballerizas

Nosotros comenzamos la visita por las caballerizas, construidas en el siglo XVII. Pensabamos encontrar simplemente algunas carrozas e instrumentos liados a la equitación, pero para nuestra grata sorpresa encontramos juegos de destreza y equilibrio que nos entretuvieron un buen rato. Nunca imaginé que aquí iba a hacer descubrir a mi adolescente el juego del sapo, un juego que solamente había visto durante mi niñez en el Perú.




Cuando comenzó a llegar mas gente y tuvimos que salir de las caballerizas, continuamos la visita con el ático de los juguetes del que ya les hablé antes. A continuación seguimos con el castillo donde descubrimos no solo grandes salones y muebles de época, sino tambien una sala de juegos en las que podiamos sentarnos y jugar lo que quisieramos a nuestra regalada gana. Mi padre y mi hijo se dieron tiempo de jugar una partida de ajedrez, bromeando que nunca habian jugado un ajedrez tan elegante!


Dos generaciones unidas compartiedo una partida de ajedrez, para mi esa es la magia de este castillo

Mas tarde visitamos los diferentes pisos del castillo, un verdadero laberinto de habitaciones donde incluso encontramos un ático con una colección de instrumentos antiguos clasificados por profesiones. Siempre nos habíamos preguntado como trabajaban antiguamente la piedra para hacer unas esculturas tan bellas para iglesias y castillos, pues aquí econtramos la respuesta viendo algunos de los instrumentos utilizados para obtener tales obras de arte.


Las Cocinas

Cuando llegamos a esta estancia, estuvimos completamente de acuerdo con mi padre que si me madre hubiera estado con nosotros no hubieramos podida sacarla de esta cocina! Esta cocina restaurada en 1955 según un documento de archivo del siglo 18 es una pasada. Todo está aquí y funciona! el asador, el horno, la besuguera, hasta el jabalí colgado esperando a mi madre para pelarlo, descuartizarlo y meterlo a la olla con cebollas y guindones están listos.



Es aquí donde se llevan a cabo las demostraciones culinarias y degustacion de productos los domingos de Julio y Agosto.


Los Jardines

A la salida del castillo como andabamos lánguidos de tanta visita, y hambrientos después de haber alucinado tanto en las cocinas del castillo, decidimos traer del coche nuestro picnic para comerlo en el parque del castillo. Si algún día vienen se los recomiendo; a pesar del calor de Julio fué bastante agradable poder comer a la sombra de los árboles con una vista tan señorial. A lo lejos podíamos ver a los niños más pequeños jugando en la pequeña granja del parque con cabras y gansos o a grupos jugando en el mini golf del castillo, mientras otros jugaban con un juego de ajedrez de 1 metro de alto la pieza. Y hablando de juegos a talla humana, también puedes encontrar un juego de Ludo o serpientes y escaleras donde TU eres la pieza que avanza en el bosque hacia la meta!



A la Busqueda del Veneno

Por la tarde después del picnic y de una partida de badminton entre abuelo y nieto, en el parque del castillo, decidimos hacer la actividad: "En busca del veneno". Al principio mi adolescentes no estuvo muy convencido con la idea... pero en cuanto comenzamos su entusiasmo fue creciendo y al final fue una de las actividades que más le gustó de nuestra visita.



La actividad consiste en seguir las pistas en el bosque para encontrar los ingredientes de un veneno. Nos divertimos muchísimo buscando las pistas, resolviendo enigmas, perdiendonos en el bosque, atravesando pantanos y dándonos al máximo para completar las tareas dadas. Lo que es yo, me volví a sentir como una niña trepando y saltando por el bosque.



Se los recomiendo

Si están visitando Francia en Familia les recomiendo visitar este castillo. Aquí hay de todo para todas las edades y a mi lo que más me gustó fue ver la complicidad creciente entre mi padre y mi adolescente que compartieron juegos de equilibrio y destreza y sobretodo la ocasión de poder compartir historias familiares liadas a los temas propuestos por el castillo.


Para más información sobre Tarifas, Fechas y horarios de apertura lo mejor es visitar la página web del castillo www.chateau-ferte.com donde encontrás toda la información necesaria para organizar tu visita.



Si te gustó lo que leíste dale LIKE y comparte en tus redes sociales favoritas.



El Castillo de la Ferte Saint Aubin, donde vuelves a ser niño durante tu visita














    © 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com