• Wendy Iturrizaga

Castillo de Ravignan

Actualizado: ago 31

#NuevaAquitania #armagnac #ravignan #francia #perquie

Las vacaciones de verano comenzaron y a pesar de las limitaciones impuestas por la crisis sanitaria mundial, en Francia ya hemos comenzado poco a poco a salir y disfrutar de las vacaciones estivales. Siempre con precaución, ya que la mascarilla es obligatoria en lugares cerrados.



Castillo de Ravignan entre los límites de Gers y Landas

Este verano me tocó ir al suroeste de Francia, donde tenía que llevar a mi adolescente para un Campamento de Verano de Baloncesto en la ciudad de Hagetmau. Así que aprovechando el viajecito a esta área decidí visitar el castillo de Ravignan en el condado de Armagnac. Ya se imaginan que lo que más me atrajo de esta visita fué el famoso « brandy francés » conocido como Armagnac. Sin embargo, después de visitar el castillo guiada por un miembro de la familia Ravignan, debo admitir que quedé fascinada con la historia de esta magnífica propiedad.


Castillo de Ravignan, puerta principal. Josselin de Ravignan listo para hacerme una visita guiada del castillo y bodegas de Armañac

Llegué al castillo de Ravignan un lunes por la mañana. Josselin de Ravignan se había ofrecido cordialmente a hacerme el tour del castillo y de las bodegas de Armagnac, que están en manos de su familia desde 1732.



Nada más llegar a la propiedad quedé impresionada con el magnífico jardín a la francesa que me daba la bienvenida al castillo. Más tarde, Josselin me contaba que este jardín, o parque si lo juzgamos por su tamaño fué diseñado por los hermanos Buhler, grandes arquitectos paisajistas del siglo XIX.

El parque del castillo es un excelente ejemplo de jardín a la francesa, la búsqueda de la simetría, el orden y la manera de integrar el paisaje en el jardín son su características más visibles. El conjunto es bastante agradable a la vista y da una sensación de amplitud y profundidad al jardín. Una de las cosas que más me gustó de este jardin rodeado de árboles para dar privacidad a la propiedad, fueron sus 2 Sequoias plantados alrededor de 1890.



Sequoia

Josselin de Ravignan es una persona apasionada por la historia y sobretodo la historia de su familia y su propiedad. Desde el primer momento quedé encantada con la atención de Josselin y su padre.


Josselin de Ravignan dándonos la bienvenida a su castillo. Note los detalles de la entrada y el blasón familiar

Comenzamos la visita al exterior del castillo en el jardin a la francesa donde Josselin me cuenta que el castillo está rodeado de un "ravin" o barranco natural. En sus inicios, solamente existía una pequeña fortaleza que fue destruída durante las guerras. El castillo que vemos hoy en día construído al estilo Luis XIII, por lo que destacan las líneas rectas, fué concebido en el siglo XVII (1663) y durante el siglo XIX se añadió, siempre siguiendo y respetando el estilo original, una tercera torre al lado derecho.


El Castillo de Ravignan es un monumento histórico entre el Gers y el Landes abierto a la visita durante todo el año.

Después de la revolución, los propietarios vinieron a fijar su residencia a Ravignan, por lo que el día de hoy el castillo guarda aún el encanto de una residencia habitada desde hace tres siglos por la misma familia.


Nada más cruzar la imponente puerta de la entrada principal me siento transportada a otros tiempos donde la belleza y delicadez del mobiliario y la decoración eran símbolo de « saber vivir ». El interior del castillo de Ravignan es un viaje visual a través de los siglos XVII y XVIII. Desde la entrada observo a través de sus majestuosos arcos, que dan profundidad y perspectiva, el comedor con su gran chimenea a la derecha y a la izquierda el salón y más allá, la biblioteca.


Comedor del Castillo de Ravignan con sus pisos de mármol

Cuando entro y miro al suelo, me sorprendo al ver que el castillo tiene calefacción. Sin embargo, la sorpresa es más grande cuando levanto la cabeza y puedo admirar el techo con sus hermosas vigas decoradas en 1880.


Decoración de las vigas de los techos

Aquí todo tiene una historia y admiro las sillas más antiguas del castillo que dejan ver la "entretoise" o cruzamiento al pie del mueble para reenforzar los pies de las sillas.

Pasamos a ver el salón, lo primero que hago es mirar hacia arriba y admirar el decorado del techo abombado por el peso de los años. Josselin me explica que las vigas en madera fueron cubiertas de yeso y luego pintadas y decoradas con hojas de oro.



En las paredes retratos de sus antepasados nos observan y escucho atentamente la historia de la familia de La Croix de Ravignan. Una familia que se instala en Bayona en el siglo XVII al servicio del rey. Y Josselin me cuenta como Jean de Lacroix fue director y tresorero de la Moneda de Bayona, lo que quiere decir que hacían su propia moneda !


Entre los retratos llama mucho mi atención el de una mujer con aires exóticos, una holandesa, la madre de Bernard Paul Pierre de Lacroix, alcalde de Bayona a finales de 1700 y principios de 1800 y escucho atentamente como este hombre se libra de los revolucionarios haciendo un "don patriótico" lo que salva su posición y su fortuna de los revolucionarios. Me fascina escuchar como cada mueble, cuadro y hasta los más pequeños objetos de decoración en la sala tienen una historia. Podría pasar el día entero aquí, escuchando, aprendiendo, soñando...


Ravignan, biblioteca

Cuando entramos a la biblioteca nos saluda un retrato impresionista de uno de sus antepasados, su bisabuela, pintada por Jules Bastien-Lepage.


Castillo de Ravignan. Retrato

Quedo impresionada con los libros y objetos de decoración. Pero Josselin tiene una pequeña sorpresa : los libros de cuentas de Ravignan ! Un auténtico tesoro que guarda todos los datos precisos de los ingresos y gastos de la propiedad desde los años 1700.


Gran libro de cuentas en la biblioteca del castillo de Ravignan

Terminamos la visita de la primera planta con el comedor en mármol de Auvergne y que aún es utilizado en ocasiones especiales por la familia. Me sorprende la lámpara colgante, un modelo holandés que nunca había visto.


Lámpara de comedor

Cuando subimos las escaleras, Josselin me cuenta que aquí pasó parte de su niñez, y trato de imaginarlo de niño corriendo por este decorado lanzandose a los brazos de su abuela. Es fácil imaginarlo aquí porque conoce cada rincón del castillo, cada imagen de la colección de alrededor de 500 cuadros que evocan al rey Henri IV.


Escaleras, Castillo de Ravignan

Josselin me cuenta historias y anécdotas sobre los cuadros más destacados de Henri IV y no quiero que el tiempo pase, quisiera seguir aquí escuchando todas esas historias que me hacen viajar en el tiempo, comprender expresiones francesas utilizadas el día de hoy y sobretodo comprender la historia de Francia desde un punto de vista muy distinto al que aprendí en la escuela. Y es que Josselin no solo me cuenta la historia de su familia y sus propiedades, sino que SU historia está entrelazada con la historia de todo un pueblo, con la historia de Francia e incluso con la historia mundial.



Castillo de Ravignan, habitación

Mi visita continua por las habitaciones, y me siento como si espiara a las personas que vivieron aquí. Admiro en un rincón del dormitorio la porcelana utilizada para la higiene personal y me hago una nota mental de visitar el museo de la loza en Samadet, de donde vienen varias piezas expuestas aquí en el castillo. En la misma habitación quedo sorprendida con una serie de trajes masculinos del siglo XVIII que fueron olvidados en un desván y hoy están aquí como testimonio de una época elegante y refinada.


La visita del castillo se acerca a su fín. No quiero irme todavía, quiero seguir escuchando las historias sobre Henri IV, pero el tiempo pasa y tenemos que ir a visitar las bodegas de Armagnac. Espero volver pronto...


En cuanto a mi visita a las bodegas del castillo de Ravignan y la desgustación del Armañac, eso se los contaré la próxima semana.


Si te gustó lo que leíste dale LIKE (el coranzoncito a la derecha al final de la página) y compártelo en tus redes sociales preferidas.


Entrada principal a los jardines y al castillo de Ravignan


Dónde : Domaine de Ravignan, 40190, Perquie, France.

Horarios de visita:

  • De Junio a Setiembre los fines de semana y feriados.

  • Del 11 de Julio al 25 de Agosto, todos los días de 2pm a 8pm.

  • Del lunes 7 de setiembre al viernes 18 de setiembre 2020 todos los días visitas guiadas del castillo a las 5pm.

Precios :

  • Entrada al parque 1 €

  • Entrada al castillo 7€

  • Gratuíto para los niños de menos de 6 años

Sitio Web: https://armagnac-ravignan.com/


Descubra los lugares turísticos más bellos en Nueva-Aquitania:


Sobre la Autora:

Soy Wendy Iturrizaga , fundadora y editora de Mi Francia.

Peruana de nacimiento, vivo en Francia desde hace 14 años. Me encanta viajar, comer quesos y tomar vino. Cuando no estoy viajando, paso el tiempo en el campo en el centro de Francia con mis dos adolescentes, mi marido, 8 gatos, 6 perros y dos caballos.

Puedes encontrarme en Facebook e Instagram.

Tambien puedes ver mis artículos de viaje en inglés en HubPages


    © 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com